Philip Mcqueen

1982, Philip Mcqueen.

De 1997 a 2020 ha pasado mucho tiempo: podría decirse que he crecido y madurado gracias a la experiencia obtenida de los lugares visitados. Esto se tradujo en mi predisposición a la tecnología, pues me aportó un conocimiento más rápido a través de las redes sociales y su actualización constante. Desde el graffiti hasta lienzos, pasando por PC y tabletas, empecé a dibujar digitalmente y descubrí todas las ventajas del diseño y del tiempo, con cientos de colores disponibles al alcance de mi mano.

Ya en este año 2021, puedo decir que mi investigación ha llegado a lo contrario de cuando empecé: las obras sucias y confusas deliberadamente hechas se han convertido en líneas limpias y colores planos, crean algo con la máxima precisión dando la idea de una impresión, sin manchas ni imperfecciones. Repetidamente usando el mismo tema en dibujos y en la calle haciendo past-ups y creando mis propias pegatinas. Visualmente cuento momentos y acciones de la vida cotidiana con nuevos hábitos modernos, fusionando estereotipos populares con las enseñanzas que aprendimos de los “super gigantes globales” que nos enseñan a vivir, haciendo todo casi más fácil y llegando a hacernos perder valor en ganar algo. Gratamente, nos encontramos encerrados en nuestros ataúdes de cemento que seguimos instalando cómodamente sentados en el sofá, esperando para pedir la próxima comida y evitar cocinar. Cada vez más obsesionados con la limpieza y la belleza tratando de complacer a los demás. Todo esto se forja a través de la imagen pública que pretendemos dar dentro de la sociedad del espectáculo. Lo interesante es que es el resultado de un trabajo entre cuatro paredes.

Estoy relativamente feliz de ser parte de la evolución, de haber experimentado el génesis de muchas cosas que ahora descansan firmemente sobre los cimientos de una sociedad consumista, donde lo importante es aparecer y el imperativo es ganar. Bienvenidos a la nueva tradición moderna que enseñaremos a la posteridad con orgullo y presunción haciéndonos pagar con cómodas cuotas mensuales. Pensando en el pasado y mirando el presente que rápidamente se desliza sobre nosotros. Personalmente me gustaría poder dejar algo más a los que vendrán después… obviamente libres de estrés mientras eligen el siguiente par de zapatillas para comprar online.

INSTAGRAM: https://instagram.com/philip__mcq?igshid=15kchj69e6u2f

Compártelo:

OBRA


© LCAMálaga. Todos los derechos reservados | Avisos legales | Mapa Web | Desarrollado por MDMG Desarrollo Web

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies