Matilde Della Porta

“Como lo explica mi declaración de artista, mi trabajo es absolutamente incomprensible y, por lo tanto, está lleno de un significado profundo”.

                                                                                                                                                     Calvin and Hobbes

A parte de ser incompresible, quizás por algunæs no, también es la búsqueda de un lenguaje inteligible, que dentro de un mundo por lo demás caótico, dé un poco de orden.

Las plantas, los objetos de uso diario, las personas, los órganos y los personajes mitológicos quieren ofrecer la posibilidad de una segunda mirada, mas estructurada y mas sencilla al mismo tiempo, para no perder la dimensión onírica, de lo mágico y sagrado que se esconde en todo, grande y pequeño

Matilde Júbia 

Nace en Roma en 1989 y crece leyendo a Freud, algo que no recomendaría a nadie. Se licencia en idiomas y culturas orientales, desarrollando un fuerte interés por las religiones del  Budismo, el Taoismo y el Islam. Inmediatamente después de la licenciatura decide armarse de valor e inscribirme en la Academia de Bellas Artes de Roma, mientras empezaba también a realizar tatuajes. Las dos cosas, el arte y la modificación corporal, siempre han estado presentes en su vida como medios de traducción y reivindicación de un cuerpo y una mente que parecían de propiedad ajena.

En 2016 se mudé a Berlin, encontrando una comunidad acogedora, donde lo raro podía ser lo ordinario. Ahí trabajó como tatuadora cuatro años, descubriendo además el vehículo de la performance como medio entre las alteridades. 

De 2016 a 2018 participa en performances de suspensión corporal, needle play y tatuajes en vivo con el equipo berlinés Superfly Suspension Crew entre otros. De 2016 a 2020 forma parte del colectivo artistico Das Zuhause, organizando eventos y performando. En 2017 viajé durante seis meses en Mexico, encontrándome con una cultura de lo sagrado y de lo divino que es espiritual, sin ser religiosa ni dogmática. Mexico le enseñó que sí existe una alternativa al método psicoanalítico que había explorado en mi adolescencia y que no todo pasa porque estemos enamorados de nuestros padres o seamos unos inadaptados, al mismo tiempo dando validez a las realidades individuales. Participa en el festival Heal Her en Ciudad de México con una performance de needle play sobre la violencia machista y las maneras de revertirla y convertirla en fuerza. 

De 2018 a 2020  fue parte del colectivo feminista Femme Fraktale, organizando festivales, exhibiciones y performances.

En Agosto de 2020 se muda a una casa de campo cerca de Málaga, en busqueda de una conexión más cercana con la naturaleza y el desarrollo de nuevos lenguajes. Actualmente me dedico a hacer ilustraciones y dibujos, esperando poder volver pronto al tatuaje. Trabaja como artista residente en La Casa Amarilla y estudia Grabación con Paco Aguilar en el Taller Galería Gravura, Málaga.

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/matilde_jubia/

Compártelo:

OBRA


© LCAMálaga. Todos los derechos reservados | Avisos legales | Mapa Web | Desarrollado por MDMG Desarrollo Web

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies