Pilar Bandres

Nací en Málaga el 15 de Enero del 59 y eso de ser Capricornio con ascendente Capricornio, además de tener ascendencia aragonesa como mi propio nombre indica, ha marcado mi carácter y mi tozudez a la hora de perseguir lo que quiero desde mi nacimiento y desde muy jovencita me empeñé en conseguir ser alfarera.

Al terminar COU entré en la Escuela de Artes y Oficios de Málaga en la especialidad de Cerámica y al comprobar que no se trabajaba al torno, decidí  hacer un viaje sin retorno fijado a Madrid,  donde tras superar la prueba de acceso pude finalmente ingresar en la Escuela de Cerámica Francisco y Jacinto Alcántara en el año 76. Allí estudié cinco años que coincidieron con la famosa y sobrevalorada movida madrileña mientras aprendía a tornear –mi gran anhelo- y de paso me casé con uno de mis compañeros de clase, Ramón Paredes.

Ya convertidos ambos en ceramistas de pro volvimos a Málaga y montamos el taller en una antigua casa del Camino Nuevo, Cerámica Algedí era nuestra marca que hablaba de un trabajo fino, riguroso y con una alta calidad técnica y conceptual. En estos años realizamos exposiciones individuales y colectivas tanto en Málaga como en Madrid y otras poblaciones nacionales e internacionales. Al poco, en el 84, se convocaron oposiciones de Maestro de Taller de Alfarería a las que me presenté y superé convirtiéndome en profesora en aquella primera escuela a la que accedí para formarme y que hoy la conocemos como Escuela de Arte San Telmo, porque los años pasan y las cosas cambian.

Y no hay cambio mayor en la vida de una persona que convertiste en madre y padre, cosa que sucedió en el 86 cuando nació Miguel y más tarde, en el 89, con Quique. Por cuestiones obvias durante mucho tiempo me dediqué solo y exclusivamente a ser madre y docente apartándome de mi propia creación como alfarera y artista. Pero como no podía ser de otra manera, mis hijos fueron creciendo e independizándose por lo que, cuando mi parte de responsabilidad disminuyó, retomé y volví a desarrollar mi parte lúdica como actividad artística, realizando mis primeras exposiciones individuales donde la alfarería tomó el protagonismo como técnica de expresión artística, pero sin olvidarme de otras disciplinas que me entusiasman e integro dentro de mis proyectos como es el dibujo, el collage o la fotografía.

En definitiva trabajar al torno me hace feliz y siento la responsabilidad de portar unos conocimientos ancestrales que debo transmitir con la intención clara de que la alfarería se perpetúe en el pasar de los tiempos y siga vigente hoy día en pleno sigloXXI donde la omnipotencia y omnipresencia tecnológica todo lo desplaza; pues aquí estoy yo para seguir trabajando y aportando en lo que me hace sentirme viva.

Share it
© LCAMálaga. Todos los derechos reservados | Avisos legales | Mapa Web

Using cookies

This site uses cookies for you to have the best user experience. If you continue to browse you are consenting to the acceptance of the aforementioned cookies and acceptance of our cookies policy click the link for more information. ACEPTAR

Aviso de cookies