ANAÏS ALDANA – ANALOGÍA DE UN DESNUDO

En ocasiones el espectador que acude a la contemplación del arte contemporáneo, se siente confuso y desconcertado, sin saber muy bien qué pensar sobre lo que está viendo. No es el caso de esta exposición excepcional de la artista catalana Anaïs Aldana, que se muestra en La Casa Amarilla Málaga. No solo porque sus dibujos persiguen el realismo hasta el mínimo detalle, sino también porque la simbología que impregna su obra es cercana y accesible sin perder profundidad ni reflexión, y el espectador enseguida comprende y empatiza.

Analogía de un Desnudo es sobre todo una obra íntima y personal, donde Anaïs utiliza su propia figura para expresar lo que nos identifica a todos como personas sin más. Los desnudos de Anaïs no representan el cuerpo, la cáscara, no son poses forzadas de estudio para destacar la figura femenina como si fuera un jarrón, un ramo de flores o cualquier otro objeto bello; al contrario, la postura sin afectación ni fingimiento huye del convencionalismo de la femineidad. De esta manera, la artista construye su propia identidad, como persona y como mujer, sin estereotipos ni máscaras, mostrando tres momentos de intimidad en los que ser ella misma, y que el espectador identifica con su propia intimidad e identidad.

Una de las características más llamativas de la obra de esta artista es la representación del cabello. El cabello ha sido un símbolo visible desde la antigua Grecia hasta la modernidad, y desde el lejano oriente hasta Lady Godiva. No cabe duda que Anaïs se siente profundamente identificada con este rasgo físico que convierte en parte de su personalidad y de su arte. No sólo representa el cabello de la figura humana de manera minuciosa y dramáticamente realista, sino que también elabora complicados dibujos donde el cabello es el protagonista, donde se convierte en  mar que envuelve, arropa y protege y también en telón que esconde y encubre el lado oscuro y oculto de uno mismo que a nadie se enseña.

Anaïs estudia la identidad a través de la suya propia, traspasando las barreras impuestas por la sociedad, que nos obliga a asumir identidades artificiales que no nos representan; al hacerlo invita a cada observador a reflexionar sobre su propia identidad: la que muestra en público y la que guarda para sí mismo en la intimidad.

Sobre la instalación de Juanan Requena, “Distancia todavía”

No cabe la menor duda de que la última instalación efímera de Juanan Requena en el acogedor espacio de la antigua ermita de San Roque, en Cádiz, no puede dejar a nadie indiferente. 

Nada mas traspasar el umbral nos atrapa esa ambientación mágica que solo él sabe crear en sus exposiciones. A través de actos, como si se tratara de una escenificación teatral, Juanan Requena reflexiona sobre el tiempo y su valor. La cuidada disposición de las fotografías, las palabras y los objetos recuerdan al que deja migas de pan por el camino, para más tarde, echar la vista atrás y poder reconocerlo. Aun siendo dueño de su relato, a través de fotografías envejecidas, texto, luz tenue, música, olores, horizontes y mapas, nos sumerge en su experiencia autobiográfica, nos absorbe, y sin conocerte y sin conocerle te hace partícipe del viaje y se apodera de los sentidos, e incluso hasta de la respiración del visitante. 

De alguna manera, Requena presenta su vida como un tránsito, sobre el ser y sobre la existencia: nunca se es, sino que siempre se está siendo. Juanan Requena nos invita a reflexionar sobre nuestro propio viaje y de alguna manera nos convence de que la vida vale la pena ser vivida y que no es sólo aquello que nos pasa, sino qué hace cada uno con lo que la vida le ha dado y acaso también con lo que le ha quitado.

Video en el canal de Vimeo de Juanan Requena

Fotos de Miguel de Málaga

La Sonrisa de un niño

Hace unos días se ponía en contacto con nosotros María Almudena Armentia, miembro de la asociación La Sonrisa de un niño-Málaga. Esta asociación tiene como objetivo mejorar la salud de niños afectados por el accidente nuclear de Chernobyl. Para ello traen en periodos de unos 40 días al año a niños de zonas contaminadas de Bielorrusia a Málaga, para que puedan reducir sus niveles de contaminación, al cesar la exposición a lugares contaminados, y así dar un respiro a su sistema inmunitario. Para ello disponen de una red de familias de acogida para hacer su estancia lo más feliz posible. 

“Según la OMS por cada mes que los niños estén fuera de la zona contaminada, pueden prolongar su esperanza de vida entre  12 y 18 meses.” – Nos dice Mª Almudena.

Podeis ver algunas de las actividades realizadas en su página de Facebook y podes descargaros aquí su folleto informativo

Mª Almudena nos pedía que si podíamos darle difusión a este programa, ya que necesitan más familias de acogida para estos niños. A nosotros nos ha gustado mucho el programa, que ya conocíamos algunos por otros medios,  y nos ha conmovido así que le damos difusión en nuestra web y en nuestras redes sociales. E intentaremos hacer algo más sí es posible. 

 

¿Cuántos artistas nos estamos perdiendo?

En un marco en el cual los artistas se mueven por caché, reconocimiento o difusión de su obra, ¿cuántos artistas se pierden el mundo por no contar con la difusión, apoyo o ayuda suficiente?

Vivimos dentro de un panorama globalizado, en el que cualquier persona con acceso a internet puede difundir su creación con el fin de llegar a todo el mundo solamente a través de un clic. Cantidades son las redes sociales, plataformas virtuales y diversas webs que se encargan de dar cabida a proyectos artísticos, pero difícilmente se consigue únicamente a través de ellas el ansiado reconocimiento y difusión de los mismos, más allá de los me gustas, likes o retweets. 

Quizás, precisamente por esta saturación de artistas, o por la mayor presencia de los mismos, cada vez resulta más difícil hacerse un hueco en este complicado mundo si no tienes una legión de seguidores, si hablamos en términos de internet, o si no tienes el apoyo de una institución, si atendemos a la sinergia habitual del mundo del arte.

Planteado este paisaje, ¿cuántos grandes artistas se pierden en este mar de oportunidades, redes y proyectos?, ¿cuántos artistas no acceden o no se manejan en estos campos?, ¿cuántos a pesar de disfrutar de difusión no pueden vivir exclusivamente del arte?… ¿Cuántos?

Y es que ésta última cuestión es quizás una de las más críticas, ya que todavía a día de hoy, el trabajo de artista no se entiende como tal, no se valora de forma correcta, y es que, el arte, la cultura en general, es parte de nuestra historia, de nuestra identidad, de nuestro momento y de nuestras circunstancias, y por lo cual debe ser cuidada, apoyada y valorada como uno de los ejes que mueven el mundo, como uno de los vestigios que muestran a la sociedad del momento de la forma más directa, natural y humana posible.

Una vez planteado todo este paisaje, ¿vamos en la dirección correcta? ¿Está en nosotros cambiar la idiosincrasia del panorama cultural?

Los Goya 2015 y El Señor del abrigo interminable.

350xelsenordeabrigointerminablecartelEsta gala ha sido muy especial para nosotros, como malagueños y andaluces, por que mucho del cine que se presentaba en la gala esta hecho en Andalucía y por andaluces, porque se daba el premio Goya de honor a Antonio Banderas y por que la gala fue presentada, magistralmente además,  por nuestro Dani Rovira. ¡Qué arte!

Pero para los miembros de La Casa Amarilla además hubo un momento especialmente emocionante: El premio Goya al Mejor Cortometraje de Animación, ya que una de los nominados era “El Señor del abrigo interminable” de Victoria Sahores Ripoll, que nos inundó en su momento la casa con sus bellísimos “saltadores”  allá por finales de septiembre del año pasado.

En la gala sentaron a todos los cortometrajistas al escenario como forma también de homenajear a éste género de cine y reivindicar toda su importancia.  Finalmente no pudo ser, aunque cruzamos los dedos y pusimos los ojitos chicos el premio se lo llevó el corto “Juan y la nube” (Giovanni Maccelli), pero el hecho de estar entre los cinco mejores cortos de animación españoles, nominados por todos los compañeros del gremio de cine,  ya es en sí un bonito premio.

¡Enhorabuena Victoria!

Aquí podeis ver el corto y otras cosas bellas que hace esta espectacular artista.

El proceso creativo

Cualquier día a cualquier hora, surge una idea, una idea que te parece buena para empezar ese trabajo que aún no sabes cómo resolver. El contacto con tu lugar fetiche hace el resto.  Allí hay color, materiales,  y el ambiente en el que normalmente trabajas. Has decidido el soporte, tienes delante un arco iris luminoso de botes de color y te gustaría emplearlos todos, pero sabes que eso no es posible. Tu trabajo tiene que ser claro y bien estructurado, con sentido y sobre todo debe tener un concepto en el que fundamentarlo. A veces, todo va surgiendo tal y como lo tenías en la cabeza, sin embargo en ocasiones, lo que has pensado no funciona, o al menos eso piensas. Apelas a la concentración, y si, esa es la clave. La imaginación, el poder  ver mas allá de donde te encuentras, ver los colores sobre el lienzo después de aplicar la técnica, tu técnica. ¡Resuelto!,  pero aun así, hay un largo camino que recorrer. El proceso creativo  implica dedicación y compromiso con un trabajo, que tendrá que ser expuesto al juicio del público. Llegará a un lugar expositivo y allí estará el resultado de las horas, los días y la búsqueda que dedicaste a llevar al lienzo todo lo que  tu corazón ha ido dictándote.

Verónica Romero Experta Universitaria en Teoría Estética y Arte Contemporáneo

© LCAMálaga. Todos los derechos reservados | Avisos legales | Mapa Web

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies